La luna nueva en Tauro. Desfamiliarizarse de lo familiar. 23/04/2020

Estamos en el Blackmooning, el día antes de la luna nueva y es el momento de revisar que intenciones trabajaremos para esta luna nueva.

Tauro es un signo de Tierra, es decir, se relaciona con la parte física y material de la vida. Con el instinto de nutrición y conservación. Tauro dice <yo tengo>y <es mío>, equivale a la etapa del niño de dos años, donde su modo de apego ya está establecido.

Una alineación en Tauro podría entenderse como una película en unos viñedos, o en algún lugar donde la Tierra, la ganadería, la comida y el placer del día a día son lo que predomina en todas sus escenas.

El placer del trabajo, la comida, las cosas bellas y armónicas de la vida, estarían en el centro de cada escena.

El sol allí nos lleva a sentirnos valiosa@s y merecedor@s, como las rein@s/reyes que somos, como hij@s de la chispa divina.

La luna al entrar viene cargada de programas inconscientes del linaje materno, del parto, del embarazo y todavía recoge el pleno desarrollo del proyecto sentido.

Es por eso que además en Tauro se dice que está la confianza, la seguridad y la autoestima y que dependiendo de estas van a ir las finanzas otra temática del escenario de esta casa. Cultivamos la tierra con el único proyecto en mente de obtener frutos y alimentos.

Sin embargo, la Tierra donde nuestra semillas fueron plantadas no siempre son tierras fértiles. Las impresiones recibidas en el útero materno, el amor, el rechazo, la valoración o falta de ellas que sentimos en nuestra infancia, todo ello ha influido en la planta, flores y frutos que damos.

Nos acompañan y nos hacen elegir lo familiar una y otra vez aunque, lo familiar sea que nos traten mal, una relación, un alimento o adicción dañino, un trabajo perjudicial y todo aquello que nos quita valor, que nos duele y perjudica.

Esta vez en Tauro está Urano el planeta de la liberación y los cambios radicales. La última imagen representa la fusión de estas dos energías como LA DESPEDIDA.

El destino nos impulsa a desfamiliarizarnos de lo familiar, ir hacia lo nuevo, dejando atrás el derrumbamiento de lo material, el cambio de lugar, la ruptura de las amistades, la traición de un amigo.

Desfamiliarizarse de lo familiar es de las cosas más complejas a realizar, por todas nuestras programaciones inconscientes y el sentido de pertenencia al clan que nos acompaña desde la caverna.

Con esta luna nueva no nos va a quedar de otra. Para aprovecharla para nuestro mayor bien hay que bajar y profundizar en los niveles subconscientes de nuestro Ser y desde allí cambiar lo que pasó hace ya mucho tiempo.

Después de esto, aunque vivamos en un entorno inestable y cambiante, no nos afectará ya que llevaremos dentro de nosotr@s toda la seguridad, la pertenencia, la autoestima y la fe con la que hacer frente a cualquier reto.

Aceptar la libertad y el cambio en los compromisos. El cambio constante entre el apego y el desapego. El saber construir un vínculo sano y saber soltar uno insano. Entonces y solo entonces entre todos los desequilibrios, tendremos el equilibrio necesario.

Comprenderemos y entenderemos que las cosas son y serán como han de ser para nuestra evolución individual y colectiva. Y que el destino tiene una cita con cada alineación, para llevarnos a la responsabilidad no del entorno exterior y social, sino de nuestro mundo interior y los sentimientos de pertenencia y valoración que siempre nos acompañan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s